Sara: “Yo vivo en Manly”

1048422_10151693450650743_424920764_o
Os presentamos a Sara, nuestra nueva Blogger en Sydney, ejemplo de persona que sabe como montárselo bien y sobretodo surfera, de las de verdad!. Vino de las Canarias directamente a Manly, a solo 20 minutos de la city en Ferry! Eso le permite optar a un trabajo “bien” en la ciudad y vivir a pocos minutos de una playa infinita, con las olas perfectas. En este post nos habla de lo que es vivir en el paraíso, a tan solo 20 minutos de la gran ciudad.

Nadie dijo que tomar decisiones fuera fácil, sobre todo cuando se trata de dar un cambio radical a tu vida, pero cuando hay ilusión, ganas y oportunidades de conocer nuevas culturas y países, sacas tu espíritu aventurero, haces la maleta, dejas todo atrás y como yo, recorres miles de kilómetros para llegar a a las antípodas.

Preparar el viaje no fue en absoluto sencillo, porque los españoles no tenemos facilidades como otros europeos para entrar en este país. Australia y España no cuentan con ningún convenio que te permita trabajar legalmente con un visado sin tener que estudiar, por lo tanto, nosotros aspiramos a un visado de estudiante (trámite muy engorroso y caro), y tenemos que estudiar obligatoriamente para permanecer en allí. Sin embargo, mi intención desde un principio era estudiar, así que esto no me iba a detener, mi camino estaba ya trazado.

Con mi familia y mis amigos me justificaba diciendo que mi objetivo era mejorar mi nivel de inglés, como la mayoría de españoles y sudamericanos que me ido tropezando desde que llegué. Pero viviendo en Canarias me decían -¿y para eso debes irte tan lejos? ¿Inglaterra o Irlanda no están más al alcance? En mi opinión, Australia es un país donde además de poder perfeccionar mi inglés, me ofrecía el estilo de vida que yo buscaba: una naturaleza irresistible con la que estar en permanente contacto, playas increíbles, surf y buen tiempo todo el año, ya que como buena canaria, me muevo buscando la energía del sol.

2

Además, Australia es un continente de gran tamaño, con ciudades muy diversas y de climas distintos. Por eso, cada día me informaba por internet y me decantaba por un sitio diferente, hasta que finalmente, encontré justo lo que estaba buscando, Northem Beaches, por fin estaba decidida: ¡Me iba a Manly!

Para mí, Manly lo tenía todo, no era una gran ciudad como Sidney, que había descartado inmediatamente por preferir algo más de naturaleza (aunque reconozco que es una ciudad preciosa y con grandes posibilidades culturales y laborales), pero tampoco era un pueblo pequeño en el que no se me pudiera ofrecer un trabajo con el que mantenerme.

Y es que desde que pisé Manly supe que no me había equivocado, todo lo que veía me gustaba: playas infinitas y preciosas (su principal atractivo), con olas perfectas para hacer surf, una de las actividades más demandadas junto al buceo, y además, naturaleza exuberante, en la que encuentras gente amable, abierta, sencilla y deportista que suelen caminar descalzos a pesar de estar “forrados” y les gusta muchísimo un buen café.

La primera vez que a fui a la playa vi docenas de ballenas saltando y, sinceramente ¡no me lo podía creer! Parece ser que es algo muy común, sobre todo en los meses de mayo y agosto, pero para mí fue una experiencia que no podré olvidar nunca. En cuanto a la estancia, encontré una casa donde vivir en un lugar increíble, situada al lado de un parque nacional y de una playa llena de pingüinos, cacatúas y loros, y también delfines y tiburones, aunque no hay de qué preocuparse porque las playas tienen redes como modo de protección, y está todo muy controlado.

3

Es un lugar tranquilo, de playas y bosques, pero todo lo que necesitas está a tu alcance: hay muchos supermercados con todo tipo de productos, restaurantes de todo tipo de gastronomía, que ofrecen comida a veces a mitad de precio, centros comerciales, etc. Pero Manly también ofrece durante los fines de semana multitud de actividades: ferias, festivales, competiciones de surf etc. que hacen entretenido tu tiempo de ocio. Reconozco que observando y disfrutando de las incontables playas de Manly, miro a Sydney llena de rascacielos al otro lado de la bahía, y siento una paz indescriptible, respiro la brisa del mar y sólo me sale sonreír.

El punto fuerte, es que Manly está situada a sólo a 20 minutos en ferry de Sydney, permitiéndote trabajar en la ciudad y luego refugiarte en tu pequeño mundo. Así se combina la tranquilidad de vivir alejado del ajetreo de la ciudad y, a la vez, la cercanía que te permite acceder fácilmente a ella en busca del empleo más acorde con tu formación. Tuve la suerte de encontrar un trabajo de babysitter, muy cómodo en horario, que me permite compaginar los estudios que necesito cursar para mantener mi visa. Así que estudio por las mañanas, y ya por las tardes trabajo unas horas.

Ahora que ya llevo unos meses aquí y estoy afianzada, me gustaría adquirir experiencia laboral acorde con mi formación de economista, así que estoy ahora en el proceso de búsqueda de prácticas en empresas de medio ambiente en Sidney. Las cuestiones medioambientales me interesan, y aquí son bastante conscientes y respetuosos con la naturaleza, fue otro de los factores que me atrapó.

4

Si me piden opinión: es bueno arriesgar a veces, no tener miedo y experimentar. Para mí, la escuela de la vida son los viajes, te abre la mente y te aporta un bagaje de experiencias, que para lo bueno o lo malo siempre te sirve… así que si te lo estás pensando: ¡Arriesga!

Este fin de semana me voy al Vivid Syney y en velero a las northern beaches, así que en el siguiente post espero transmitidos un poquito de mi mundo, una vez más.

Anuncios

#TrabajarEnAustralia I. ¿Será tan fácil como parece?

03

Es muy probable que en los últimos meses algún colega te haya dicho que hace las maletas y se va a trabajar a Australia. Seguramente ya te hayas topado con más de una foto en las redes sociales de algún conocido que se ha ido a las antípodas y en poco tiempo parece que todo le va de maravilla… Las estadísticas nos indican que es el país con el salario mínimo más alto del mundo y que sólo hay un 5% de desempleo… pero realmente, ¿Qué se cuece ahí abajo, tan lejos, qué tanta gente decide ir a probar suerte? ¿Es cierto que hay trabajo para todos? ¿Será tan fácil como parece?

En esta serie de artículos vamos a intentar poner un poco de luz en todo este asunto y tratar de guiar al lector, desde una perspectiva realista, sobre cómo, cuándo y dónde encontrar trabajo en Australia.

Para empezar, vamos con las siempre pesadas pero inevitables formalidades:

Si pretendes residir en el país por un período superior a 3 meses vas a necesitar una Visa de Estudiante, la cuál te permite trabajar legalmente 20 horas semanales. A decir verdad, estas 20 horas semanales saben a poco, te dan para pagarte los gastos fijos (alojamiento, comida, móvil) y poco más. Ya que has decidido irte a la otra punta del mundo lo más normal es que quieras viajar y moverte por aquí, coger aviones, salir a cenar, etc por lo que seguramente quieras trabajar más horas de las legalmente establecidas y ahorrar. Que este dato no te eche para atrás, aún no han deportado a nadie por trabajar más horas de lo que la ley indica… Vas a poder trabajar las horas que te convenga y no encontrarás ningún impedimento para ello.

Una vez aclarado este primer punto, vamos a por el que realmente puede suponer un hándicap para los jóvenes españoles: el inglés. Tu dominio con el idioma va a estar estrechamente relacionado con el puesto de trabajo que vas a encontrar. Estás en un país de habla inglesa, por lo que para realizar cualquier tipo de trabajo, por muy poco cualificado o sencillo que parezca vas a necesitar comunicarte en el idioma oficial. También hay que añadir que se necesitan algunas semanas para acostumbrarse al rápido y musical acento “aussie”, por lo que es primordial llegar con un buen nivel (real), no con lo que en España se denomina “nivel medio” o First, que una vez aquí equivale a nivel bajo o muy básico. Por si fuera poco, vas a tener que competir con jóvenes australianos, de Canadá, Nueva Zelanda o UK, que además de tener una buena preparación académica, tienen el inglés nativo.

Así que la relación está muy clara y a la vez es lógica: a mayor fluidez y soltura con el idioma, a mejores y más variados puestos de trabajo vas a aspirar.

El tercer aspecto fundamental que debes tener en mente son las modalidades de trabajo. La gran mayoría de jóvenes españoles (y europeos) que se establecen en Australia empiezan por puestos laborales no cualificados: camarero, barista, chef assistant, coffee-maker, cleaner, au-pair, mudanzas, eventos, farming… que a decir verdad están muy bien remunerados y son fáciles de encontrar. Este primer trabajo te va a servir para asentarte, tener tus primeros ingresos, empezar a establecer tu red de contactos, viajar un poco y mejorar el idioma. Una vez hayas pasado por esta primera etapa, al cabo de unos meses (o quizás años), y si has sido avispado, te has movido bien y has tenido aquella pizca de suerte necesaria, ya podrás saltar al siguiente nivel: un trabajo de mayor cualificación o de lo que has estudiado.

02

Pero debes mentalizarte de que encontrar un trabajo acorde con tu cualificación no va a ser tan fácil como el anterior, va a requerir mucho más tiempo, dedicación y esfuerzo. Puedes planteártelo como un “bonus” o un “extra” que puede llegar a surgir en algún momento de tu estancia en Australia, pero no pretendas aterrizar y en 2 o 3 meses encontrar un trabajo “de lo tuyo” o “de lo que has estudiado”, por muy bueno que seas, porque ahí si que te puedes llevar un buen chasco…

Esta última reflexión nos remite directamente al siguiente punto:

Las expectativas. Todo el mundo llega y quiere trabajar en el ramo de lo que ha estudiado/trabajado en Europa, pero al menos al principio, suena a utopía. Es trascendental tener esta idea clara antes de aventurarte a dar el paso, para evitar futuras decepciones.

Así que mantén unas expectativas realistas antes de partir hacia aquí, el mercado laboral australiano necesita fuerza de trabajo y hay muchas oportunidades, pero ten claro qué es lo que te vas a encontrar, en qué sectores y en qué gremios vas a tener que empezar a hacer tus pinitos.

Por lo que tráete todas las ganas del mundo desde casa, vente a darlo todo y más, pero tampoco te montes falsas ilusiones, en Australia hay trabajo pero nadie te va a estar esperando en el aeropuerto con un cartelito con tu nombre para llevarte en coche a tu nueva oficina…

En resumidas cuentas, ¿es fácil encontrar trabajo en Australia?

Sí, mucho más que en España y mejor pagado, pero vas a tener que empezar por un puesto laboral no cualificado, desde la base de la pirámide. Recibirás un salario justo que te permitirá vivir y verás como tu esfuerzo es recompensado. Tal y como están las cosas por el viejo continente, no suena nada mal.

A partir de aquí no hay límites, el éxito que tengas en tu carrera laboral en Australia dependerá de muchos factores, del tiempo que quieras vivir en el país y los retos que cada uno se marque, pero lo que podemos asegurar de antemano es que las oportunidades abundan y que el espíritu emprendedor se puede palpar en el ambiente.

01

Hasta aquí el primer capítulo introductorio de la serie #trabajarenAustralia, dónde hemos dado un pequeño repaso a los aspectos básicos e imprescindibles que se deben tener en cuenta si estás pensando en dar el salto hacia OZ. Esto es lo que debes saber antes de nada, el a-b-c. Si te has quedado a medias, no te preocupes, en las futuras entregas vamos a profundizar un poco más en los detalles: lo que debes hacer para encontrar trabajo, cómo prepararte el CV, dónde y cuando salir a buscar empleo…

De momento, esperamos que esta previa haya servido para despejar tus dudas iniciales!

XC

Carla & David: “Happiness is about vivir el momento”

1

Carla estudió relaciones laborales en la UB, Barcelona, y le han dado un año de eccedencia en el trabajo que aprovecha para reforzar su inglés en Melbourne. David estudió publicidad en VIC y nos cuenta que cuando se conocieron ambos decidieron creer en la idea de irse a Australia juntos. Nuestro compañero Ivan los recibió en nuestra oficina de Melbourne y se los llevó a comer por la city en su primer día. Un mes y pico más tarde los tenemos aquí sonrientes y preparados para contestar a nuestras preguntas.

¿Cuanto tiempo hace que aterrizasteis en Melbourne? ¿Tenéis algo que destacar?

Carla: Llevamos ya un mes y medio por aquí… El tiempo pasa volando! No parece que estés en la otra parte del mundo, es una ciudad que da muchas facilidades para adaptarse y el ritmo de vida es bastante parecido al de Barcelona aunque bastante más caro.

David: Se echa en falta la buena comida, la tradición…Viniendo de una cultura tradicional, cuando te sientas en un restaurante en Melbourne, es comer y ya te estás levantando…no hay sobremesa. Por el resto de cosas parece que vivimos en una ciudad Europea.

Australia es considerado el país más feliz del mundo. ¿Porqué creéis que es?

Carla: Pues..Con el poco tiempo que llevamos aquí te das cuenta de que hay muchas oportunidades, y el nivel de paro es bajísimo. Creo que las costumbres sociales que tenemos en España de hipotecarse con una casa, formar una familia, comprarse un perro y ceñirse a una rutina no están tan a la orden del día por aquí. Da la sensación de que la gente vive más el momento, hay más predisposición a hacer negocio, a invertir, a moverse.

David: Los horarios de trabajo suelen ser distintos. Un día laboral normal suele terminar a las 6 o 7 de la tarde, de manera que se dispone de más tiempo libre…se camina muy seguro por la calle y en general se respira muy buen rollo. Al llegar aquí hay que cambiar el chip, olvidar la palabra crisis y la manera en que siempre estamos quejándonos de lo mal que van las cosas. Empezar a pensar positivo e ir a por las oportunidades.

2

¿Porqué habéis elegido Melbourne? ¿Os quedaríais a vivir aquí…para siempre?

Carla: Creo que la experiencia internacional valdrá oro dentro de un tiempo. Si es que no lo vale ahora. Cuando he trabajado en recursos humanos siempre pedíamos idiomas a nuestros entrevistados… y la experiencia internacional era un grado casi indispensable en la mayoría de puestos de trabajo. La compañía en la que trabajaba en Barcelona tiene sede aquí también, así que una vez mejore con mi inglés no descarto la idea de probar suerte. Melbourne es una ciudad muy viva, con mucho arte, música en la calle y muchas cosas pasando todo el día.

David: El objetivo no es quedarse a vivir aquí, pero vistas las cosas tampoco lo descartamos. Es difícil, todo puede cambiar, pero de momento nuestra intención es mejorar el idima. La calidad de vida que podría tener aquí con un buen trabajo no es la misma que en España… familia y amigos pesan mucho, pero siempre piensas un poco en la posibilidad de quedarte…Supongo que si que nos quedaríamos una larga temporada si pudiéramos trabajar de lo nuestro. Viniendo hasta aquí empiezo de cero, mejoro el nivel de inglés y abro fronteras.

Tips time, que le diríais a alguien que acaba de aterrizar en Australia?

David: Ser despierto, energético, positivo… que no se te caigan los anillos. Hay que estar preparado para empezar de nuevo y ser paciente. Siempre nos han dicho aquello de “aqui nadie regala nada”, y es verdad.

Carla: Es importante conocer gente, hacer amigos. Intentar integrarse con gente de aquí y hablar inglés todo el día. Dejar el español para cuando vuelvas a casa. En esta ciudad todo se mueve por contactos, como suele pasar… así que irá bien.

Muchas gracias por vuestro tiempo chicos! Nos vemos por el barrio!

Un sábado normal y corriente en Byron Bay

00

Mercedes es una española muuuy suertuda que ha llegado hace algunos meses a Byron Bay. Decimos que es muy suertuda porqué es una española con pasaporte francés. Eso le ha permitido optar a la Working Holliday visa y pegarse un viajazo por Australia. Nosotros también somos unos suertudos ya que a partir de ahora tenemos a una blogger molona que nos regalará algún (o dos) posts mensuales y nos contará a cerca de sus experiencias. En este primer post nos habla de su vida en Byron. Enjoy!

Levantarse temprano un sábado cualquiera en Byron Bay promete. ¿Por qué? Aquí va mi pasado sábado.

Gracias a las cientos de especies diferentes de pájaros que hay en Australia y a sus madrugones ya he desistido de “disfrutar de los 5 minutos más” tras posponer la alarma, pero es menos duro cuando es sábado y hace un sol increíble.

Desayuno mientras pienso en que necesito comprarme en el Garage Sale de esta semana, aunque seguramente acabe con cualquier trapo que me parece la prenda de mis sueños simplemente porque me ha costado 2 dólares. Efectivamente, en los puestos de Patterson St. siempre cae algo, como mi nueva la camiseta Obey por 3$ que estrenaré hoy segurísimo. Y no hablamos de ropa solamente, hoy una casa entera estaba de Garage sales, y ahí Natalia consiguió un Mueble “vintage” por 10$ perfecto para su casa, y Cris se llevó una Fixed que con unos arreglillos conseguirá tener a punto por unos 30$.

01

 

Después del paseo y las compras, llega el momento del cappuccino. Australia es uno de los lugares con más formas de preparar café que he visto nunca. El café con leche de toda la vida no existe como tal, ya que puede hacerse de mil maneras distintas, diferentes proporciones de leche y café, diferentes leches, más o menos espuma, chocolate, canela… cada cosa tiene un nombre y por ello los buenos “baristas” encuentran trabajo fácilmente. Para mí, el lugar ideal para disfrutar de este pequeño gran placer es un bar llamado Ginger Pig, situado en pleno centro del pueblo. No os voy a mentir, ahí nos tiramos muchas tardes en sus sofás al sol y pasando resacas con sus tartas caseras, que están de muerte! La de zanahoria es irresistible…

Lo mejor de este bar y que también en otros puede pasar, es que probablemente encuentras, como hoy, un grupo de chicos que espontáneamente te dan un conciertazo de reggae con un par de guitarras en los sofás de al lado.

¿Qué más se puede pedir?

02

Llega el mediodía, momento de pensar en la comida. Hoy toca barbacoa en The pass, y como ya se olía algo así, he salido preparada de casa: biquini, licra, mucha crema de sol, bici con rack para la tabla y mi querida Town&Country “made in Byron Bay”. El plan es fácil, una parada en el supermercado, otra en el bottle shop a por las birras, bicis, tablas de surf y unos cuantos amigos. En cualquier playa encuentras barbacoas gratis con mesas y vistas geniales para usar y disfrutar. Buena compañía, buena música proporcionada por los altavoces portátiles de alguno del grupo, comida excelente y una buena sesión de surf en una de las olas más famosas de Byron, es perfecta y muy, muy larga. Un longboard es lo mejor para sacarles todo el provecho.

03

Hacia las 5.30 pm el sol empieza a desaparecer y el paseo en bici de vuelta a casa se convierte en un cuadro de colores donde el cielo, las montañas, la playa y el océano se tiñen, a veces naranja, otras rojo, o incluso dorado.

04

Llego a casa muerta, pero aún queda sábado por delante, así que me pego una buena ducha, un rato de descanso y cambio de chip, esta noche toca fiesta. Es el cumpleaños de uno del grupo, y eso equivale a una “house party” de las memorables, estoy segurísima. El resto de planes nocturnos como pasar el rato en Main Beach con espectáculo de fuego, cervezas y música, ir a uno de los muchos locales donde tocan música en directo, o pegarte una farra en el Northern o el Woodies, son diversión asegurada, pero estarán allí para el próximo finde.

El domingo morirá con la resaca, pero vale la pena, os lo aseguro.

Mercedes De Cea.

Sergi: “La aventura no me la quita nadie”

Sergi1

Sergi es un emprendedor made in Barcelona que ha venido a comerse la ciudad de las 4 estaciones. Llegó a Melbourne hace dos semanas y ya es un residente en el barrio de Brunswick. Se mueve por la ciudad como pez en el agua. En esta interview nos da algunos buenos consejos y nociones sobre lo que están siendo sus primeras semanas en el Down Under.

¿Cuéntanos, que hacías por la ciudad condal? A que has venido?

Soy un ex estudiante de Administración de empresas en la UB. Después de hacer un master de organización y gestión de eventos he pasado los últimos tres veranos trabajando en Ibiza de promotor para una fiesta de Pacha. Esto me ha permitido ahorrar para invertir en mi. Decidí venir a Australia para perfeccionar mi inglés de cara a mis aspiraciones laborales. Tal como va la cosa, mejor estar dispuesto a moverse de casa. Pero a decir verdad, vengo a salir de la rutina, a cambiar de vida y a llevarme una nueva experiencia.

¿Quién te recibió y como fue?

Me encontré con David e Ivan a última hora en la oficina de Let’s Go Study, quienes me acompañaron a mi “accommodation”. Al día siguiente me llevaron a hacer la sim card, la cuenta del banco y la Miki para el transporte público. Al atardecer nos fuimos a hacer cervezas por el CBD y nos dieron las mil.

¿Qué tal la nueva city? ¿Cómo llevas el clima? Y sobretodo, ¿Porqué Australia?

Llegué hace tres semanas. La ciudad es muy tranquila, cosmopolita y se respira muy “buen rollo”. Vine aquí para mejorar mi inglés. Hice una lista para elegir entre Londres, Estados Unidos o Australia. UK me parecía una muy buena opción, pero buscaba una experiencia más lejos de casa y en Estados Unidos no podía trabajar legalmente con visa de estudiante. Al final me decanté por Australia visto que me permite trabajar y viajar después al mismo tiempo que perfecciono el inglés.

Me gusta mucho mi barrio, Brunswick East, se ve un barrio con mucha proximidad…hay muchos comercios locales de gente jóven. Me recuerda mucho al barrio del Borne, por su espíritu bohemio y el lifestyle. El clima me parece muy similar al que tenía en Barcelona aunque ahora viene el frío por aquí, o eso dicen.

¿Lo que más echas de menos?

A mi perra “Friki”, la familia, los embutidos, y la buena comida.

sergi2

¿Trabajas, Estudias, o Vives? 

De momento estoy buscando trabajo. He trabajado algunos días puntuales y busco algo para el fin de semana pero entiendo que ahora tengo que estar más por las clases de inglés. Pasados estos primeros meses en la escuela de ingles empezaré a un curso de business and management en el que tenga menos horas de clases para poder dedicar más tiempo a un trabajo y a hacer dinero. Es bueno hacer inglés al principio y adquirir un buen nivel. Para ser ni que sea considerado para un buen trabajo necesitarás por lo menos un nivel Advanced.

¿Podrías vivir aquí toda tu vida? Porqué?

Si me saliera un sponsor y un trabajo bueno podría quedarme por aquí un buen tiempo. En mi caso, creo que tu lugar de procedencia acaba determinando mucho el lugar dónde quieres terminar. Supongo que ahora tocan unos nueve o diez años de trabajo duro para poder permitirme una buena jubilación en la Costa Brava (risas). Si eres emprendedor hoy en día, no queda otra que ser abierto y flexible.

¿Has conocido a algún Aussie? Qué opinas de ellos?

Vivo con 3 de ellos en una casa con 12 personas. Somos una comunidad. Me han acogido tremendamente bien, siempre “invitan a todo” hacen una salsa tremenda para las barbacoas y les encanta que les enseñe palabras en español. Encontré la casa al tercer día de haber llegado y de momento todo son risas. Ayer fui con ellos a ver mi primer partido de Footy, el deporte nacional por excelencia que vuelve locos a todos (o casi todos) los Australianos. Aquí el fútbol que tanto nos gusta en españa está visto por algunos como un deporte de “teatreros”. Y es verdad, fuimos MCG a ver Carlton vs St Kilda y ni un jugador se tiró al suelo simulando una falta.

Tips time! Aconseja a alguien que acaba de aterrizar en Australia.

Cuando llegas parece que quieres solucionarlo todo el primer día. Casa y trabajo. Es fácil dejarse llevar y caer en la tentación de pagar 3 meses de “bond” por una habitación o meterse a vivir en una casa a la desesperada sin haber tomado las medidas pertinentes. Tómalo con paciencia, compara y vive despierto. Yo tuve la suerte de estar en casa de un amigo al principio, eso me permitió establecer unas preferencias.

Traer ahorros es muy importante. Desde el momento en que bajas del avión, busca ser una persona abierta, cero prejuicios, dale una oportunidad a todo el mundo. Una buena manera de encontrar gente es buscar el sitio dónde puedas practicar alguno de tus hobbies. Yo estoy mirando un grupo de excursionistas de mi barrio. Evita lo máximo refugiarte e ir solamente con gente de tu país. Esta bien tener amigos españoles aquí, seguramente todo el mundo los tiene. Pero que no sean el grupo de amigos de cada día. Haz tu vida, encuentra tu sitio.Ten muy claros tus objetivos. Que es lo que quieres y que es lo que necesitas hacer para llegar a ello.

Gracias por el tiempo que nos has dedicado y mucha suerte, aunque sabemos que no la necesitas.