Descubriendo Melbourne: Brunswick

Brunswick uno de los barrios más culturales de Melbourne y Sydney Rd, una de sus calles principales, refleja esa mezcla multicultural y atemporal que tanto caracteriza esta ciudad.

post_1 post14 post16 post17

Entre las perlas conservadas por el paso del tiempo, hay una pequeña tienda llamada Dejour Jeans abierta en 1989 propiedad de Nam Huynh, un local en el que siempre hay una cola de gente en la calle esperando para entrar.

El motivo: este buen hombre customiza los jeans perfectos para cada uno, los cose al momento para que te queden como un guante (o un jean) y a un mínimo precio. Por muchas ofertas de expansión que le han propuesto el dueño decidió seguir con su pequeño negocio sin corromper todo lo autentico que tiene su marca.
Es uno de los mejores souvenirs que puede uno llevarse de Melbourne!

post_3 post_2

Una particularidad de este barrio es la gran cantidad de tiendas de novias que hay. Especialmente los fines de semana se ven las futuras brides con un cappuccino take away suspirando delante de los cientos de escaparates de vestidos de novia.

post_12

post_9

Otro de los must de este suburb son las tropecientas tiendas vintage  que encontramos, Sacavers, Savers, Salvos, todas ellas con pequeños tesoros esperando a ser descubiertos y adquiridos por 2 dólares!

post12

Uno de los bares más míticos es Penny Black, con sesión de cine y palomitas gratis  todos los martes a las 8,30 pm.
Aún es más, sus pizzas son para morir de amor y por el módico precio de 4$!
Mi consejo ir con tiempo para coger un sofá o veréis la película sentados en el suelo!

post44

Y si estáis por la zona vale la pena parar en el Hotel Retiro. Música en vivo cada día sobre las 6pm y con una muy buena variedad de cervezas  🙂
post19

Todo este paseo acompañado (ya por norma en esta ciudad) por unas calles llenas de color y de graffitis, viva el street art en Melbourne!

post_10post_8post13post6post18post7

Anuncios

Work AND Holiday para españoles en Australia: ¿Has leído la letra pequeña?

Están siendo unos días muy importantes en cuanto a las relaciones políticas entre España y Australia. Hace ya días que se viene hablando del acuerdo ya casi cerrado entre ambos países para que 500 españoles al año vayan a trabajar durante 12 meses a Australia gracias a la “Work and Holiday” visa. Es sin duda una gran noticia de la que debemos estar todos muy contentos, ya que algunos afortunados podrán gozar de la vida laboral de manera plena en un país como Australia, hoy por hoy liderando la lista de países que ofrecen más oportunidades.

Para los que queráis saber un poco más acerca de este visado, a continuación os explicamos algunos detalles, y diferencias que están llevando a mucha gente a la confusión con la conocida “Working Holiday” visa, de la que gozan muchos de nuestros amigos italianos, franceses, y de muchos otros países.
c17c0615fc2b6740735e9baac42f3b0b

El visado “Work and Holiday (Subclass 462)” no es el mismo que “Working Holiday (Subclass 417)”. La primera diferencia, y más importante, es que en todos los casos hay una limitación respeto a la cantidad de personas que se les adjudica el visado anualmente. En el caso de España el número parece que va a ser de 500 personas. Es un número bajo, que claramente nos aleja de algunos amigos europeos con la Working Holiday. En el año financiero de 2012-2013, llegaron con la Working Holiday casi 50.000 ciudadanos del Reino Unido, 27.000 de Alemania, 25.000 franceses, y 16500 italianos. El límite de 500 para España con la Work and Holiday nos hace predecir que pasará como con Nueva Zelanda, o Canadá, donde España ya tiene este acuerdo de visado y miles de personas se concentran en un mismo momento en la misma página, y dónde los afortunados se deciden en cuestión de 1 minuto. Si no eres de los afortunados, tocará esperar otro año para volver a disfrutar de otro minuto de esperanza si se pretende ir a Australia con este visado.
42280-hi-WHV_101

Otras diferencias, aunque no tan significativas siempre importantes a tener en cuenta, son por ejemplo las limitaciones de los aspirantes. Una limitación que comparten ambos visados es la necesidad de tener entre 18 y 30 años. Para la Working Holiday, esta es una de las pocas limitaciones. Para aspirar a la Work and Holiday que tendremos los españoles, la mayoría de países que ya la tienen es necesario que sus aspirantes tengan por lo menos dos años terminados de carrera universitaria, además de un IELTS superior a 4.5 en todas las partes del examen. Otras cosas, para nuestra visa necesitaremos una “Letter of Government Support”, y en algunos casos nos podrán pedir datos bancarios para demostrar que tenemos suficientes fondos para mantenernos durante nuestra estancia. Finalmente, acerca de la duración, ambas visas duran un año, aunque mientras la Working Holiday puede ser extendida por otro año con el conocido “regional work”, la Work and Holiday tiene una duración no extendible de un año.
australien_sydney_opernhaus

Cuando ambas visas han terminado, para aplicar a muchos visados, mientras que desde la Working Holiday podemos aspirar desde Australia, desde nuestra Work and Holiday tendremos que salir del país para volver a aplicar.

En conclusión, este acuerdo es un paso adelante en las relaciones entre ambos países, aunque es importante leer la letra pequeña de las informaciones. Nosotros aquí nos quedamos con muchas ganas ya de recibir a los primeros afortunados (muy afortunados!), y deseando mucha suerte a todos los que vayan a aspirar en 2015.