Uri: “Australia es tierra de oportunidades”

Oriol Pujol, Uri para los amigos, es un gran tipo. Y un tipo grande. Sus 1’93cm de altura así lo demuestran. Es maestro de educación primaria y ha venido a Australia para estudiar inglés, eso le ayudará en su carrera profesional. Uri es un amante del deporte y la comida, por eso decidió volar hasta Melbourne. Esta es su historia.

20151029_165319

¿Cómo fue tu momento: “Decidido, me voy a Australia?”

Decidí emigrar por la falta de oportunidades laborales. En el trabajo me aconsejaron mejorar mi inglés para poder aspirar a un puesto mejor, así que empecé estudiar el abanico de oportunidades. Finalmente decidí que iría a algún lugar donde pudiera aprender inglés y, al mismo tiempo, vivir una gran aventura. Después de unas cuantas listas, las opciones se redujeron a dos: Canadá o Australia. Los dos países me gustan por igual con sus grandes similitudes (idioma y oportunidades laborales) y sus grandes diferencias (climáticas). Al final… el Winter is coming a Canadá y me decidí por Australia…

Sigue leyendo la historia de Uri en nuestra nueva web.

 

 

Anuncios

Descubriendo Melbourne: Fitzroy

La esencia del Melbourne alternativo se concentra en Fitzroy, la meca de todo lo cool y lo bohemio. El barrio acoge cada año decenas y decenas de actividades del Melbourne Fringe Festival, uno de los festivales más originales y provocadores del mundo. Además tiene una de las calles más activas (y atractivas) de la ciudad: Brunswick St. Muy cerca está la vecina Johnston St, conocida también por ser la calle ‘española’ de Melbourne y por sus tiendas vintage y de arquelogía industrial. Aquí tienes algunos consejos para sacar el máximo provecho a Fitzroy.

la foto 2

la foto 3

la foto 5

la foto 4

Bien temprano y café en mano, ve a darte una vuelta por el Rose Street Artists Market en Rose St. Es un pequeño mercado digno de amar, te sorprenderá el enorme talento de los artistas locales.

la foto 4

la foto 4
Otra cosa que vale la pena ver si estás por la zona es el Rose Parking, un aparcamiento que cerró un acuerdo con los artistas urbanos de la ciudad y tiene todas sus paredes rebosantes de obras de arte de los grandes del gremio. También puedes visitar los cafés que hay en la zona… incluso descurbirás algún que otro tostadero de café artesanal.

la foto 2
la foto 1

la foto 2

Después de eso aprovecha para perderte por las calles más coloridas del barrio. Deja que tus pies te lleven por las laneways ocultas, encontrarás bares secretos y murales de 6 metros escondidos entre casitas de ladrillos.

la foto 5

la foto 4

Y sin que te des cuenta se hará la hora de comer. Entonces una opción excelente es el Vegie Bar, un local de comida vegetariana que siempre estará de moda porque cumple la regla de las tres Bs: bueno, bonito y barato. Justo enfrente hay otro lugar muy recomendable, el Bimbo Deluxe, entre semana a mediodía las pizzas valen cuatro dólares y además podrás tomarte una copa o bailar. Te recomendamos que recorras todas las salas del local y subas a la terraza, ¡te gustará!

jj
Y después de comer sano… un donut recién hecho! En Big Lou’s encontrarás unos de los mejores de todo Melbourne. Los van sacando recién hechos en tandas de 20-30 minutos y vuelan en menos de 3. ¡Hay que estar atento!

la foto 1

Llega la hora de hacer un poco de shopping entre librerías, record stores, ropa de segunda mano, diseño, carteles antiguos… Si bajas hacia Gertrude street econtrarás mil y una tiendas maravillosas. A mitad camino haz una parada para tomar un cocktail en uno de los locales más de moda de la ciudad, el Naked for Satan. La terraza es un must y te permitirá descubrir unas vistas espectaculares de Melbourne. Si lo tuyo son las cervezas no debes perderte Little Creatures por nada del mundo. Luego continua hasta llegar a Rose Chong, un tienda de disfraces digna de visitar.

la foto 2

la foto 5

la foto 4

Y no pienses que esto es todo. Los alrededores de Brunswick St y Gertrude St están llenos de pequeños tesoros que bien vale la pena encontrar. Puedes dedicar días y días… Cada vez que vayas al barrio descubrirás nuevas tiendas, cafés y salas de conciertos.

Un plan 100% Melboureño que puedes completar con una visita al maravilloso convento de Abbotsford, está cerca de Fitzroy y te sorprenderá muchísimo!

la foto 1

la foto 5

la foto 3

¿Te gustaría visitar Fitzroy? ¿Te apetece vivir una aventura en Australia? Contacta con nosotros y te contaremos cómo puedes venir a estudiar y trabajar. Let’s Go Australia!

Cris: “Quiero viajar por Australia hasta que el cuerpo aguante”

Cris(tina) nació en Elx y a los cuatro años se trasladó a un pueblo de Barcelona llamado Sant Esteve Sesrovires. Gracias a una beca Erasmus estudió en Turín (Italia) y ahora que ha completado su grado de Educación Infantil se ha propuesto seguir conociendo mundo. Hablamos con Cris recién llegada a Melbourne y descubrimos una chica alegre, curiosa y con muchas ganas de vivir experiencias nuevas. Durante los próximos meses estudiará inglés y se preparará para sacar una notaza en el IELTS. Esta es la historia de su aventura down under.

Cris-botanical

¿Cómo fue tu momento: “Decidido, me voy a Australia”?
Mi amiga Laura decidió irse a Australia hace un tiempo. Dos semanas antes de que partiera hacia Melbourne estaba con ella en el sofá de mi casa hablando sobre mis opciones de futuro, entonces me dijo: “¿Y si te vienes a Melbourne conmigo?”. No tardé ni un segundo en responder: SIIIIIIII!!! Esa misma semana envié un mensaje a Let’s Go Study Australia y empecé a planificarlo todo.

Cristina-Navarro-Melbourne-Let's-Go-Australia-S

¿Qué ciudad has escogido?
Tenía claro que después de acabar la carrera me iría a cualquier país de habla inglesa, exactamente no sabía dónde pero sinceramente no me daba ningún miedo irme a la otra punta del mundo. Finalmente me decidí por Australia y Melbourne, especialmente porque Laura está viviendo en esta ciudad desde hace ya 7 meses… y no me equivoqué. Me encanta Melbourne, la verdad, me recuerda bastante a Barcelona. Casi me siento como en casa!

¿Qué has hecho tus primeros días en Melbourne?
Mi amiga comparte casa con un australiano así que lo he tenido fácil durante los primeros días y me he hospedado con ellos. Estos días he estado adaptándome al nuevo horario, cosa que me ha costado bastante. Dormía y me despertaba a deshora. De lo primero que hice fue ir a Let’s Go Study Australia para terminar todo el papeleo, Melanie me ayudó con la nueva línea de móvil y la cuenta bancaria australiana. Cuando terminé con esto me fui con Juanma a dar una vuelta por la ciudad. Después estuve paseado por el centro y vi alguna de las calles más emblemáticas. Con lo poco que llevo en Melbourne ya he podido conocer gente de diferentes nacionalidades… Es curioso encontrarse a tanta gente y con objetivos tan diversos.

Lo mejor de Australia…
Llevo muy poquito tiempo en la ciudad pero puedo afirmar que la gente siempre está dispuesta a ayudar, son muy amables. Tengo muchísimas ganas de visitar sus playas porque me han dicho que son impresionantes. Por otro lado decir que, al igual que Barcelona, Melbourne es una ciudad multicultural en la que puedes encontrar a gente de diferentes países y con diversas culturas, para mi eso es un gran punto a favor. Me encanta conocer a gente que me pueda aportar cosas nuevas y creo que he hecho una buena elección.

Cris-Navarro-Graffiti let's go australia

¿Cambiarías alguna cosa?
El tiempo en Melbourne está un poco loco. Un día te despiertas con el cielo cubierto de nubes y a medida que avanza el día tanto puede salir el sol como caerte un chaparrón. Así que debes ir preparado, chaqueta y paraguas en mano ya que nunca sabes cómo acabará el día. Me vine de pasar el verano en Elche a 35º a aparecer en Melbourne a 10º así que imagínate… El viento aquí es el pan de cada día en los días de invierno, un viento muy frío. Por ahora es lo único que cambiaria de esta ciudad.

¿Qué esperas encontrar en Australia? 
Mi objetivo principal es aprender el idioma. Tengo un nivel bajo de inglés y sabía que si no salía de España y me sentía obligada a hablar este idioma, me iba a quedar con ese nivel. Espero en estos 8 meses de curso avanzar y aprender mucho. También estoy buscando trabajo para incrementar la posibilidad de aprender inglés. Si a todo esto le sumas el ir conociendo a gente de habla inglesa e ir practicándolo cada vez más, tienes asegurado el progreso. Por otro lado también me gustaría trabajar para poder viajar cuanto más mejor. Poder mantenerme y conseguir ahorrar para visitar otras ciudades, otros pueblos, otros lugares del país. Ese es otro de mis principales objetivos. Y si en todos estos meses mi nivel de inglés no ha mejorado tanto como tenía pensado, alargaré la visa hasta que consiga mi objetivo. No he venido con el pensamiento cerrado de quedarme los meses que marca mi visa, estoy dispuesta a vivir todo lo que se me presente y sé muy bien que nunca se sabe lo que te depara la vida.

Cris Navarro Melbourne Sushi Let's Go Study Australia

Una frase que te motive…
“Yo exijo. Exijo viajar hasta que el cuerpo aguante. Cada rincón del planeta esconde algo o alguien que tiene algo que enseñarme. Cada kilometro recorrido es otra lección de la que aprender” – Risto Mejide. Creo que esto define a la perfección esta nueva etapa de mi vida y me define a mi como persona. Pero lo que de verdad me anima es mi familia, me gustaría darles las gracias porque sin su apoyo y entrega no estaría aquí ni hubiera llegado tan lejos.

cristina melbourne beer

La historia de Cris en Australia no ha hecho más que empezar, pronto nos explicará las sorpresas que le está deparando su aventura en Melbourne. Mientras, haz clic aquí si quieres conocer las experiencias de otros estudiantes o suscríbete a nuestro Newsletter exclusivo y recibirás información relacionada con cursos, workshops, curiosidades, oportunidades de empleo y ofertas para estudiar en Australia. ¡Nos vemos en Australia!

10 #AussieFacts que te dejarán con la boca abierta

Australia es un lugar extraordinario, mucho más de lo que imaginas. Aquí tienes estas 10 curiosidades que te dejarán loco.

1.- El lyrebrid es capaz de imitar los sonidos del Space Invaders. La lira soberbia es un ave grande y elegante que vive en los bosques de varias zonas de Australia. Como los pavos reales, los machos de la lira tienen una cola de plumas que utilizan para cortejar a las hembras. Pero todavía más llamativa que su cola es su capacidad para imitar sonidos. La lira es capaz de reproducir el sonido de otras aves, sirenas de policia, el clic de la cámara de fotos o tu arcade de marcianitos favorito. Ver para creer.

2.- Melbourne estuvo a punto de llamarse Batmania. En el año 1835 las tierras que hoy ocupa Melbourne estaban habitadas por varias comunidades aborígenes y no había absolutamente ninguna construcción. Entonces llegó John Batman, un comerciante de origen europeo que venía de Tasmania en busca de nuevos emplazamientos. Batman negoció con los ancianos aborígenes y logró la cesión de la tierra, la imagen de debajo muestra una representación de aquel momento que se encuentra en la National Library of Australia. Sin embargo antes de que levantara un solo muro llegó una expedición formada por nueve hombres, una mujer embarazada y un gato que se establecieron en estas tierras. Ellos son considerados los primeros pobladores europeos y verdaderos fundadores de la ciudad. Durante aquellos primeros años el asentamiento tuvo varios nombres, uno de ellos fue Batmania en referencia al propio John Batman (como Tasmania lo es en referencia a Abel Tasman). El crecimiento de Melbourne fue espectacular gracias a las enormes cantidades de oro que se encontraron alrededor de la ciudad. Lo que en 1835 eran diez personas y un gato, en 1880 ya eran casi 400 mil habitantes y una de las ciudades más ricas del mundo. Sin duda es una historia alucinante pero hubiera molado todavía más si finalmente la ciudad se hubiera llamado Batmania. Por cierto, se escogió Melbourne en homenaje al primer ministro británico William Lamb, segundo vizconde de Melbourne.

Batman_signs_treaty_artist_impression

3.- Si juegas a footy no te expulsarán aunque pegues dos puñetazos al defensa rival. El footy es un deporte para hombres muy hombres. Cuando veas el primer partido pensarás que es una especie de rugby mal jugado pero ni se te ocurra decírselo a un australiano. En realidad es una adaptación del fútbol y el nombre oficial es Australian rules football. El fútbol australiano nació en 1858 en Melbourne a partir de otros deportes que jugaban las tropas británicas, como el fútbol gaélico o propio el rugby. Pronto algunos jugadores de críquet empezaron a practicarlo para mantenerse en forma fuera de temporada. Así se desarrolló un deporte que hoy en día llena estadios para 90.000 espectadores todos los fines de semana. Los partidos enfrentan a dos equipos de 18 jugadores, se juega con un balón de forma esferoidal en un campo ovalado y el objetivo es marcar goles, que valen seis puntos.

El footy es un deporte muy dinánimco, con puntuaciones altas y muchas alternativas en el marcador. También es muy físico y, en algunas ocasiones, violento. Cuando hay una pelea los árbitros no sancionan a los jugadores, eso sí, después del partido hay un comité que revisa las jugadas y toma las medidas que considera necesarias. El público jalea los golpes que se producen durante el juego pero suele abuchear las agresiones sin balón. Las imágenes del siguiente vídeo son muy espectaculares pero no debes verlas si eres sensible… si te atreves haz clic aquí. Otra curiosidad es que la liga profesional la disputan 18 equipos, de ellos 9 son de Melbourne. Este es uno de los motivos por los que la ciudad es considerada una de las capitales mundiales del deporte, no en vano es la única ciudad del mundo que todo los años acoge un Gran Premio de Fórmula 1, un Grand Slam de tenis y un Moto GP. Además dispone de estadios de gran capacidad como el Etihad Stadium, un campo cubierto para más de 50.000 personas, o el Melbourne Cricket Ground MCG, un estadio para 90.000 personas en el que se celebraron los Juegos Olímpicos de 1956. Casi nada.

4.- Una valla de 5.600 km protege a los australianos de los lobos (y a los lobos de los australianos). En los años 40 se levantó una enorme valla para proteger los rebaños de los ataques de los dingos, también llamados perros salvajes o lobos australianos. La digno fence es la mayor valla del mundo gracias a sus 5.600 km de largo, sus casi dos metros de altura y una zona de exclusión de 5 metros a cada lado. Hoy en día la valla sigue en pie y diversas administraciones locales y estatales se encargan de su mantenimiento. Si nos atenemos a su aspecto diríamos que el dingo es un perro parecido a los retriever de color canela pero nada más lejos de la realidad. Es mucho más acertado hablar de lobo australiano, no en vano el dingo es el mayor depredador que hay en la isla. Entre su dieta habitual están otros maníferos como el conejo, el pósum, el wombat o el canguro rojo. Como consecuencia de la valla las mayores poblaciones de dingo se concentan en el centro y el norte de Australia. Increíble.

Canis_lupus_dingo_sleeping

5.- Australia fue británica de rebote. Los primeros europeos que navegaron estas aguas eran exploradores de los Países Bajos y España, diferentes expediciones avistaron las costas y trazaron mapas pero no se establecieron en la isla. En 1770 llegó el famoso capitán James Cook. El inglés tuvo la ‘mala suerte’ de encontrarse con la Gran Barrera de Coral y su barco, el HMB Endeavour, sufrió graves daños, por este motivo tuvieron que quedarse varias semanas reparando los desperfectos. Durante ese tiempo exploraron partes de la isla, documentaron la flora local y contactaron con comunidades aborígenes. Siguiendo las indicaciones del capitán Cook, dieciocho años después llegaría la First Fleet, una flota de once barcos con a penas 1.500 personas a bordo que tenía el objetivo de fundar una colonia penitenciaria británica. La mitad del pasaje eran convictos, hombres y mujeres jóvenes que habían cometido pequeños delitos. Con ellos comenzaba la historia de lo que hoy conocemos como Australia. Pocos días después de llegar aquella primera flota británica llegó una expedición francesa con la intención de conquistar la isla… pero ya era tarde. Y todavía más. Según se ha sabido recientemente, el rey español Carlos IV planeó invadir la colonia británica en 1790 porque suponía un riesgo para los intereses españoles en el Pacífico. Se llegó a diseñar un plan de ataque con una flota de 100 barcos que zarparían desde América. Finalmente el plan no se pudo llevar a cabo y todo acabó como ya sabes.

australian flag

6.- La Great Barrier Reef tiene su propia oficina postal. Se ha dicho mil veces que la Gran Barrera de Coral es la estructura viva más grande del planeta, es cierto. Lo que es menos conocido es que alrededor hay varias plataformas para buceadores y visitantes, en una de ellas hay incluso una pequeña oficina de correos. Tiene su gracia poder enviar una postal con el matasellos de la Gran Barrier Reef, ¿no crees?

Reef post

7.- El primer ministro se bañó en la playa… y nadie volvió a verlo jamás. Harold Holt era el 17º primer ministro de Australia y estaba de vacaciones en Victoria, al sur del país. La tarde del 17 de diciembre de 1967 decidió darse un baño en Cheviot Beach, sus amigos trataron de evitarlo porque es una playa de fuertes corrientes pero él se lanzó al agua confiando en sus aptitudes para el buceo y la natación. Al poco desapareció. Rápidamente movilizaron a un equipo de rescate en el que participó el ejército, la policia, voluntarios… ¡había desaparecido el primer ministro! Dos días después el gobierno difundió un comunicado oficial en el que lo daban por muerto. Nunca se supo nada más de él. A continuación puedes ver la noticia del British Movietone News. Seguramente esta es la más llamativa pero hay otras curiosidades relacionadas con los políticos australianos. El ex primer ministro Bob Hawke estableció un récord mundial al beberse una yard of ale (equivalente a dos pintas y media de cerveza) en solo 11 segundos. Y Sir John Robertson, cinco veces premier de NSW, cada mañana se bebía media pinta de ron para empezar el día. Según su teoría, ningún hombre que hubiera dejado huella en Australia había sido hombre de beber mucha agua.

8.- Los aborígenes australianos constituyen la cultura viva más antigua del mundo. Desde hace unos 50.000 años esta tierra está habitada por poblaciones aborígenes, son cerca de 600 comunidades o ‘naciones’ con diferentes costumbres y lenguas que constituyen un patrimonio de valor inimaginable. En muchas zonas de Australia se pueden contemplar pinturas de hasta 30.000 años de antigüedad realizadas por los antepasados directos de comunidades que siguen vivas y mantienen las costumbres de sus ancestros. Kakadu National Park o Uluru National park son dos de los mejores lugares para conocer la cultura de los primero pobladores.

9.- Australia es el país con más camellos del mundo. Canguros, koalas, pósums, ornitorrincos, cocodrilos de agua salada, wombats, dingos… y camellos. En realidad camellos y dromedarios. Estos animales fueron importados a Australia en el siglo XIX desde Arabia, India y Afganistán para el transporte y el trabajo pesado. En aquel momento pensaron que se adapatarían muy bien al desierto australiano y acertaron. Hoy se estima que hay una población de 750.000 camellos y dromedarios salvajes que deambulan por un área de 3,3 millones de kilómetros cuadrados que abarca los estados de Australia Occidental, Australia del Sur y Queensland, así como el Territorio del Norte. Lo más curioso es que hoy Australia exporta camellos a países como Arabia Saudí.

10.- Australia es grande. Mucho más de lo que imaginas. Australia tiene una superfície de unos 7.700.000 kilómetros cuadrados. ¿Qué significa eso? Buena pregunta. Pues significa que de costa a costa hay más distancia que entre Londres y Moscú, por ejemplo. También significa que Perth, la ciudad más al oeste, está más cerca de Singapur, Jakarta o Bali que de Sydney. Para que te hagas una idea, un vuelo entre Perth y Sydney dura unas cuatro horas y media. Y otra curiosidad más sobre el tamaño de Australia: la finca privada de pastoreo más grande del país tiene el tamaño de Bélgica. Casi nada. Con la herramienta thetruesize.com podrás comparar los tamaños de todos los países.

el tamaño de australia

¿Te gustaría saber más cosas sobre Australia? Suscríbete a nuestro Newsletter exclusivo y recibirás información relacionada con cursos, workshops, curiosidades, oportunidades de empleo y ofertas para estudiar en Australia. Y si sueñas con dar el gran salto y vivir una verdadera aventura Down Under, no dudes en contactar con nosotros. Let’s Go Australia!

Simple Things / Happy in Abbotsford!

Happy, happy! No quiero esconder la emoción por mi reciente traslado al barrio de Abbotsford, al este de la city. Después de un año y medio y tres mudanzas en Melbourne, reconozco una tranquila pero constante progresión de pequeños éxitos, nervios, miedos y, cómo no, un sinfín de satisfacciones que hacen de esta aventura australiana un tatuaje en el alma.

tram abbotsford melbourneAbbotsford no es un barrio desconocido para mi pero todavía necesito de varias exploraciones para descubrir capas más profundas. Sin embargo hay algo que me hace feliz…

Lentil as Anything me queda a 300 metros de casa!

Quizá este lugar sea, como me dijo María, uno de los mejores rincones de Melbourne. Un experimento gastronómico con una ética más pionera que la mayoría de sus clientes. Se trata de un restaurante vegetariano con un buffet self-service en el que se paga la voluntad. Y está en un lugar incomparable.

El Lentils está en la planta baja de un gran y antiguo convento de arquitectura inglesa rodeado de jardines. El viejo Abbotsford Convent hoy es un centro social con uno de los programas más innovadores de Melbourne: Yoga (por donación también), bailes en 5 Rythms, cine al aire libre, conciertos, retiros de meditación, farmers market, variada oferta terapéutica en la planta wellness y un largo etcétera.

Todos estos ingredientes han hecho del Lentils un lugar de encuentro idílico para forjar amistades, algunas para siempre… ¡y pagando sólo la voluntad!

lentil as anything melbourne

Shanaka Fernando, fundador de Lentil as Anything lo deja bien claro: Dejar que cada cliente done en relación a su grado de satisfacción y su poder adquisitivo, es una oportunidad para actuar en base a la confianza, el respeto, la generosidad y la libertad.

La pregunta que nos hacemos a menudo es si este modelo sobreviviría en nuestra tierra.

No sé si es por la herencia inglesa, porque son pocos habitantes y ricos o porque los canguros no pueden ir hacia atrás… pero lo cierto es que da gusto palpar el compromiso social, el sentido de comunidad y un nivel de conciencia que hay en Australia. Y tampoco quiero generalizar, porque las salsas barbacoa azucaradas y la negación de la identidad aborigen son el pan nuestro de cada día.

En cualquier caso, sólo por conocer proyectos como el Abbotsford Convent y el Lentils, merece la pena pegar el gran salto.

jump let's go australiaText & Pics by Albert Uriach